Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2011

La necesidad de reformar la distribución comercial en Cuba

Conforme uno se adentra en las interioridades de la economía generada por el castrismo durante décadas, se percata de los graves problemas que este régimen ha sido capaz de generar con su imprudencia en la gestión de los asuntos económicos.

La economía de un país necesita reglas claras y transparentes para funcionar de manera adecuada. En la economía de mercado, esa información viene suministrada por los precios que se determinan libremente por el juego de la oferta y la demanda. Este mecanismo ha permitido asignar de forma eficiente los recursos tomando en consideración, de forma simultánea, los millones de decisiones que en cada instante toman los distintos agentes que operan en una economía.

En el régimen castrista, donde la ideología estalinista suprimió cualquier vestigio de mercado libre y competitivo a partir de 1967, las consecuencias de la planificación centralizada y de la burocracia en las decisiones centralizadas por el sistema, han llevado a situaciones de caos, como la que…

Los retos de la sanidad en Cuba

Ya sabíamos que el castrismo siempre utiliza la propaganda y la demagogia como instrumento cada vez que se acumulan errores, ineficiencias y torpezas en la dirección del país, pero esta vez ya han alcanzado tal nivel que va a ser difícil superarlo. Me refiero a un artículo que se ha publicado en Granma con el título, ciertamente sorprendente, “¿Cuanto tendría usted que pagar por servicios médicos?” y sobre cuyo contenido me propongo aportar algunas reflexiones.

Vaya por delante que, como economista, no tengo claro cómo se puede realiza el análisis de los costos de la salud pública cubana, sobre todo cuanto no existe una referencia privada a la que poder contrastar los cálculos, ciertamente sorprendentes, que se hacen por los expertos.

Cierto es que los sistemas públicos de prestación de servicios sanitarios, como en España, han realizado este tipo de cálculos para informar a los usuarios del coste del servicio. Pero en España, como en la mayor parte de los países del mundo, la sanidad p…

La subida del precio de los alimentos anuncia el mal de la inflación en Cuba

El régimen castrista no para de dar sobresaltos, día sí, día no. Ahora nos llegan las informaciones sobre la decisión de liberalizar la venta de azúcar, lo que ha supuesto el aumento inmediato del precio de este producto, cuya venta a través de la libreta de racionamiento se venía realizando desde 1962.

Ya hemos señalado, en alguna ocasión anterior, que estas decisiones administrativas de liberalizar la venta de productos, sin la existencia de un mercado interno sólido que funcione de acuerdo con las leyes de la oferta y la demanda, no pueden causar más que daños a la situación económica de los cubanos.

Vayamos por parte. Primero hay que preguntarse por qué se liberaliza el precio del azúcar y su venta y ahora mismo. La nota oficial en “Juventud Rebelde” apunta a que el objetivo es beneficiar a los cuentapropistas. Falso. En ninguna de las 178 calificaciones ocupacionales que han regulado las nuevas actividades permitidas dentro de ciertos márgenes de libertad, aparece la producción de…

Declaración de Consenso Cubano

DECLARACION DE CONSENSO CUBANO

El derecho de los cubanos a la autonomía, prosperidad y cooperación económicas
Los Pilares para un Consenso Cubano que adoptamos en abril de 2005 definían lo siguiente:

“Anhelamos un futuro para Cuba lleno de esperanza y optimismo. Para lograrlo, Cuba y todos los cubanos tenemos que cambiar. No tenemos por qué temer al cambio. El cambio, como lo proponemos, es positivo y necesario. Tenemos fe en los cubanos, en los de dentro y fuera de la isla. Confiamos en que los cubanos seremos capaces de lograr los cambios necesarios a través de procesos no violentos”. (Preámbulo; párrafo 2do).

Nuestra Propuesta para una Agenda Humanitaria para la Familia Cubana de Octubre del 2006 definió lo siguiente:

“Consenso Cubano considera necesario hacer un llamado a impulsar medidas que beneficien directamente al pueblo y a las familias cubanas, mientras se perfila una salida democrática, no violenta, soberana y definitiva para Cuba”. (Preámbulo)

Ante el anuncio de despidos masivo…

De la agricultura urbana y otras majaderías del castrismo

No hace mucho tiempo, el mundo entero se sorprendía con uno de los “experimentos” que el régimen castrista se veía obligado a implementar para hacer frente a la grave crisis económica del denominado “Período especial”. Me refiero a aquella entrega de pollitos a todas las familias, porque las granjas estatales no tenían pienso para darles de comer. La idea, ciertamente naif, era que las familias se encargasen de cuidar y alimentar a aquellos infelices pollitos hasta que, llegado el momento, pudieran ser plato de una buena comida criolla. Gracioso, ¿no?

Ciertamente, el castrismo, a lo largo de su dilatada historia, está lleno de experimentos fatales como éste. Todo por no asumir los principios básicos de la Economía que aprenden los estudiantes de cualquier facultad.

Desde los tiempos legendarios de aquellos campos de concentración forzosos denominados “escuelas al campo” en los que la juventud aprendía todo menos las tareas agrícolas, a las entregas de pollitos, el modelo económico imp…

La opción por la autarquía, los lineamientos y las "boberías" de la economía cubana

LA OPCIÓN POR LA AUTARQUÍA, LOS LINEAMIENTOS Y LAS "BOBERÍAS" DE LA ECONOMÍA CUBANA
02-02-2011.
Elías Amor Bravo


En el régimen castrista, todo el análisis económico y productivo se basa en un contraste entre planificación y cumplimiento. La actividad económica no sigue el funcionamiento de los precios, que son el mejor indicador de eficiencia y eficacia para las decisiones de cualquier emprendedor, sino las consignas que se trasladan desde la cúpula de un organismo burocrático por un planificador que se cree conocedor de la verdad absoluta, y que impone, según su criterio, casi siempre político e ineficiente, decisiones ajenas a la realidad. En estos casos, acertar, es cuestión del azar.

Lo cierto es que, desde que Raúl Castro dio vía libre a Granma para “descubrir” y constatar las ineficiencias existentes en la economía cubana, no se habían producido muchas oportunidades como ésta.

Que una empresa cubana cuente con “todos los recursos necesarios para fabricar en sus instalacion…

Para analizar el papel de los salarios en Cuba

EN TORNO A SALARIO DE LOS TRABAJADORES CUBANOS
02-02-2011.
Elías Amor Bravo
Economista, ULC

El proceso de cambio iniciado en Cuba con las recientes medidas adoptadas por Raúl Castro para ganar tiempo y solvencia financiera en una economía en quiebra estructural, no ha hecho más que empezar a mostrar las notables contradicciones que se derivan del sistema de planificación central sin propiedad privada, vigente en la Isla por más de medio siglo.

Uno de esos indicadores fundamentales del funcionamiento de una economía son los salarios. El precio del trabajo, que ocupó largas horas de reflexión a los economistas que, como David Ricardo sentaron las bases de lo que posteriormente desarrollo Carlos Marx en El Capital, que se supone que es el manual teórico sobre el que se cimenta la tropelía del sistema estatal planificado y sin derechos de propiedad.

Los salarios representan el precio del trabajo. Y por tanto, como cualquier otro precio, si se interviene por un burócrata planificador que desea …

Una reflexión sobre los "derroches" de los que habla Raúl Castro

POR ELÍAS AMOR BRAVO, Valencia
Derroche, ¿de qué, de quién?

En las últimas semanas, y en torno al debate sobre los Lineamientos anunciados por Raúl Castro como la tabla de salvación de la economía cubana, en quiebra técnica después de medio siglo de intervencionismo estatal y ausencia de propiedad privada y mercado, se está insistiendo mucho sobre un supuesto derroche en Cuba. En estos términos, ciertamente imprecisos, se ha pronunciado el propio Raúl Castro al declarar en el Consejo de ministros ampliado celebrado días atrás, que “en estos momentos el mayor aporte que podemos hacer a la economía es eliminar el derroche, lo cual no significa dejar de prestar servicios, sino hacerlos más eficientes y con más calidad”.

La verdad es que, desde la perspectiva de las cifras macroeconómicas, que casi siempre suelen inducir a errores de interpretación en la economía cubana, lo que le resta credibilidad internacional, y desde la simple observación del desastre patrimonial y productivo que se co…