Sobre los derechos humanos laborales en Cuba

EL DERECHO AL TRABAJO Y LA NO DISCRIMINACIÓN EN EL TRABAJO

Por su extraordinario interés, este post del blog se dedica al Informe de Amnistía Internacional, y en concreto, las exigencias para que el derecho al trabajo en Cuba se adapte a las normas y procedimientos internacionales con estricto respeto a los derechos humanos en este ámbito. Vale la pena conocer las exigencia de Amnistía Internacional y comprobar la distancia que existe entre Cuba y el resto del mundo en materia laboral.

1.- Poner fin a los despidos discriminatorios de trabajadores y trabajadoras del sector público como manera de silenciar las criticas contra el gobierno.

2.- Prohibir la discriminación por opiniones políticas o de cualquier otra índole a la hora de contratar, ascender o dar por terminado el empleo tanto en el sector publico como en el privado.

3.- Tomar medidas para garantizar que todos los trabajadores y trabajadoras, incluidos los que tienen licenciatura universitaria, pueden ejercer su profesión libremente y sin discriminación por opiniones políticas o de otra índole, incluso cuando expresen opiniones críticas con el gobierno.

4.- Garantizar que todos los procedimientos disciplinarios se emprenden sobre la base de la capacidad y la conducta de un empleado o empleada en su empleo, no en su opinión política o en el ejercicio pacifico de sus derechos humanos, incluido el derecho a la libertad de expresión, reunión pacifica y asociación.

5.- Reformar el nuevo Código de Trabajo para conformarlo con el Convenio N” 111 de la OIT, específicamente para prohibir la discriminación por todos los motivos expuestos en el artículo 1.a y para proteger contra la discriminación en el acceso al empleo, tal como recomendó la Comisión de Expertos dela OIT.

6.- Garantizar que los trabajadores y trabajadoras no están obligados a participar en actividades progubernamentales ni son castigados por no participar en ellas, y garantizar que, en la practica, no se registra en los expedientes de los trabajadores o trabajadoras información alguna relativa a la opinión política o de otro tipo ni se utiliza contra ellos, conforme solicitó la Comisión de Expertos de la OIT.

7.- Tomar medidas inmediatas para prevenir la discriminación por opinión política 0 de otro tipo tanto en el sector público como en el privado, de acuerdo con lo dispuesto por el Convenio N” 111 de la OIT. Esas medidas deben incluir leyes, políticas y programas adecuados y, en algunos casos, medidas temporales especiales, incentivos para el cumplimiento sanciones por el incumplimiento de las normas contra la discriminación, y programas de liderazgo publico.

8.- Permitir en la práctica la inscripción en registro de sindicatos independientes, de acuerdo con el Convenio N” 87 de la OIT.

9.- Garantizar que todos los trabajadores y trabajadoras gozan del derecho de unirse a un sindicato de su elección.

10.- Garantizar que los empleados y empleadas del sector público sometidos a procedimientos disciplinarios gozan del derecho a una representación sindical efectiva y tienen una oportunidad efectiva de presentar su defensa antes de que se impongan sanciones.

11.- Garantizar que, en caso de que un procedimiento disciplinario de lugar a despidos, las consecuencias no generan la negación de derechos humanos, especialmente el derecho al trabajo y el derecho a un nivel de vida adecuado.

12.-Establecer un mecanismo de apelaciones realmente independiente, imparcial, transparente y efectivo mediante el cual los empleados y empleadas del sector público puedan recurrir su despido y en el que tengan acceso a representación y asistencia letradas para garantizar su derecho a un recurso efectivo.

13.- Garantizar que los trabajadores y trabajadoras del sector público declarados inocentes de conducta indebida pueden regresar a su empleo anterior y/o reciben una indemnización adecuada.

14.- Cesar todo acto de acoso e intimidación contra los miembros de sindicatos independientes, y abstenerse de injerencias que limiten el ejercicio de la libertad de asociación o el ejercicio de los derechos humanos relativos al sindicalismo o que priven de su libertad a los sindicalistas dedicados a su actividad legitima, conforme solicito el Comité de Libertad Sindical de la OIT.

15.- Ratificar el Convenio de la OIT sobre la terminación de la relación de trabajo (Convenio N° 158), que protege frente al despido arbitrario sin el debido proceso.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Una primera mirada al presupuesto 2018 del régimen castrista

¿Por qué no habrá unificación monetaria en Cuba?

Mangos, guayaba y frutabomba