Bloqueo si, bloqueo no, ¿Y la AEC qué?

Elías Amor Bravo, economista

Este post no va a tratar sobre la economía castrista como es habitual en este Blog. Hoy quiero compartir con el lector dos artículos publicados en Granma que me han llamado la atención. La verdad es que este periódico, en su edición online, ya no sabe qué decir, y mucho menos, cómo decirlo. El diario oficial del régimen castrista lo mismo alaba la expansión del trabajo por cuenta propia en Camagüey, que ataca a ETECSA por sus pésimos servicios, que se dedica a enaltercer a un dirigente tercermundista de visita en La Habana. Pero donde patina más el periódico que lleva escribiendo 58 años al dictado de algún Castro, es en el asunto del llamado “bloqueo de Estados Unidos contra Cuba”. Hoy mismo, sin ir más lejos, hacen referencia a una reunión en París en la que, la propaganda castrista, consiguió que se hablara de este asunto. En concreto durante un coloquio organizado en la Casa de América Latina de la capital del Sena. Me gustaría saber cuánta gente asistió. La cifra no la dan.

Los ponentes en este “coloquio”, según Granma, dijeron, entre otras cosas, que el bloqueo viola el derecho internacional y constituye el principal obstáculo para el desarrollo de la nación caribeña. Nada nuevo. Además, como viene siendo habitual en la diplomacia castrista, el embajador de La Habana en París, Héctor Igarza, asistente al “coloquio”, dijo “que pese al restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Washington, el gobierno norteamericano continúa aplicando ese cerco económico, comercial y financiero, cuyo alcance extraterritorial aumentó en los últimos años”. Al parecer la música ya se ha desafinado completamente y alguien está esperando una nueva melodía.

Además, los datos que se ofrecen son anticuados. Así, se dijo que desde el 2009 se aplicaron multas por un valor superior a los 14.000 millones de dólares a bancos y empresas extranjeras que negocian con Cuba, o que el bloqueo con más de medio siglo de vigencia, se puede considerar “el cerco más largo de la época moderna”, sin tener en cuenta que el verdadero cerco es el que mantiene la dictadura castrista sobre el pueblo cubano. Incluso se lanzaron alegatos a favor de “batallas de carácter político”, denuncias de la “ilegalidad de las leyes”, etc, etc.

Lo más curioso es que esta noticia, en portada de Granma, coincide con otra, completamente distinta, en la que se destaca que “Cuba será sede la próxima semana de varias reuniones de la Asociación de Estados del Caribe (AEC)” una organización que lleva 23 años funcionando y en la que Fidel Castro jugó un papel fundamental en su creación. En concreto, el 8 de marzo tendrá lugar la Primera Conferencia de Cooperación de la AEC con la participación de invitados de organismos internacionales y de países que por su capacidad pueden contribuir al desarrollo de la Asociación.

Leyendo ésto, ¿a quién creer? A los que hablan del “cruel bloqueo”, como en el coloquio de París, o a los que demuestran con sus actos que ocurre justo lo contrario. Al parecer, estos últimos pretenden que la “cooperación en la AEC se extienda a esferas como el turismo, el comercio, el transporte y el enfrentamiento al cambio climático”. Asuntos globales para los que sólo parecen tener respuesta las estrategias globales. Entonces, ¿dónde está el bloqueo?

El activo papel del régimen castrista con los países del Caribe es una actuación de largo alcance. Destacar que después de la AEC, se celebrará en La Habana la XXII Reunión del Consejo de Ministros de la Asociación, del cual “Cuba ejerce la presidencia pro témpore desde el 2015”. Un país bloqueado y aislado desde luego no podría desempeñar este papel. Posteriormente, se celebrará en esa semana internacional, la reunión ministerial del Caricom-Cuba. Sinceramente, otra vez nos tenemos que preguntar ¿puede permitirse jugar este papel un país bloqueado en foros internacionales?
Estas noticias tan dispares definen el escenario actual de la desinformación castrista. Es lamentable que los cubanos solo dispongan de estos medios para conocer lo que ocurre a su alrededor. Y menos mal que pueden leer Granma, porque en Juventud Rebelde no son menos. Créanme. Hoy, sin ir más lejos, publican un artículo titulado, “La revolución de los jóvenes” http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2017-02-28/la-revolucion-de-los-jovenes/
Háganme caso. Léanlo y se divertirán, sobre todo con la fotografía que lo encuadra. No es para más ni para menos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los trabajadores por cuenta propia y el régimen castrista

La unificación monetaria: un reto a la vista

Las reformas que necesita la agricultura cubana