Análisis de los últimos datos sobre la población de Cuba en 2012

La Oficina Nacional de Estadística de Cuba, ONE, acaba de publicar los datos relativos a la población, “Estudios y datos sobre la población cubana” en 2012, y referidas al Censo de población y vivienda realizado durante dicho ejercicio.

Se trata por tanto de un instrumento fundamental, una fotografía, para el análisis del principal componente de la economía y la sociedad, la demografía, y a ello nos vamos a referir en este trabajo.

La cifra de habitantes de Cuba, a fecha septiembre de 2012, alcanzó un total de 11.163.934 habitantes, de los que 5.571.647 son hombres y el resto, 5.592.897 mujeres. De las quince provincias que integran la organización territorial actual del país, la más poblada sigue siendo La Habana, con 2.154.454 habitantes, seguida de Santiago de Cuba, con 1.053.837 habitantes, y Holguin con 1.027.683 ocupa el tercer puesto. La menos poblada es Isla de la Juventud, con 84.263 habitantes, y en segundo lugar desde abajo, Mayabeque, que cuenta con 371.198. Desde el punto de vista territorial, no se observan cambios significativos en la distribución de la población.

El estudio confirma que la mayor parte de la población reside en zonas urbanas, alcanzando una cifra de 8.442.079 habitantes, equivalente al 75,6%, mientras que el 24,4% restante, 2.721.855 lo hace en zonas rurales. Atendiendo a este patrón de distribución, la provincia con mayor concentración de población urbana es La Habana (prácticamente el 100% se adscribe a esta categoría) lo que se traslada dado su mayor peso relativo al conjunto de la población que reside en zonas urbanas.

Por el contrario, la provincia que menos población concentra en este hábitat, es Granma, con un 41% residiendo en la zona rural., seguido de Pinar del Río y Las Tunas, con un porcentaje similar del 37%. Un dato especialmente significativo es la distribución por sexos de la población que reside en zonas urbanas y rurales. Y lo es porque los porcentajes cambian de forma significativa. Así, en el hábitat urbano, los hombres representan un 48% del total, y las mujeres el 52% restante, por el contrario, en las zonas rurales, los hombres aumentan su participación en el total hasta el 52% y las mujeres descienden al 48%.

La publicación ofrece abundante información sobre la distribución por edades y sexos de la población en todo el territorio, lo que excede los límites de este trabajo. El resumen general, o lo que se podría entender como la pirámide de la población, apunta a varias consideraciones.

La población menor de 15 años alcanza un total de 1.916.946 habitantes, el 17,1% del total. Por otra parte, los mayores de 60 años, suman 2.029.314 habitantes, equivalentes al 18,2% del total. Entre los 16 y los 60 años, 7.217.674 habitantes, se concentra el 64,6% del total. Se observa, curiosamente, que esta distribución se mantiene igual en los dos hábitats de residencia urbano y rural, sin que se observen, en general, cambios significativos. Si se desciende a nivel de provincias, algunas presentan porcentajes diferentes, de acuerdo con los niveles de envejecimiento o el comportamiento de los índices de natalidad. Sin embargo, con las grandes cifras, esa homogeneidad de la distribución de la población en el territorio, es un dato significativo.

Datos que merecen ser destacados. Residen en la Isla actualmente 176.145 personas con más de 85 años de edad (el 1,5% del total) de los que 73.392 son hombres y el resto, 102.213 mujeres. Por otra parte, los intervalos de edad que concentran mayores volúmenes de población son los comprendidos entre 40 y 44 y 45 y 49 años. Son los nacidos entre 1964 y 1972, los años del “baby boom” castrista, en los que se calculan generaciones ampliadas que rondan los 200.000 efectivos por año. Entre ambos segmentos suman 2.063.460 habitantes, equivalentes al 18,5% del total. 

La población nacida después del triunfo de la llamada revolución, alcanza según este Censo, una cifra absoluta de 8.270.766 habitantes, lo que representa el 74,1% del total. De igual modo, el tamaño medio de las cohortes demográficas comprendidas entre los 60 años y los 50, es decir, los nacidos entre 1952 y 1962 son sensiblemente inferiores, con niveles medios en torno a 120.000 efectivos. Se estima que es precisamente en este segmento de edades de la población, en el que la salida al exilio de las familias ejerció un poderoso efecto sobre la composición demográfica que presenta ahora la Isla.

Por otra parte, según la estadística oficial, la población calculada en edad laboral en la Isla asciende a 6.855.520, con una participación relativa superior de hombres, el 52% o el equivalente a 3.602.830, y las mujeres, el 48% restante, con un total de 3.252.690. En general, este patrón de distribución se presenta en todas las provincias, con el máximo de participación masculina en Villa Clara, con un 56%. El hecho de que La Habana concentre la mayor participación de mujeres en edad laboral, con un 51% es lo que tiende a re equilibrar la relación entre los dos sexos.


Por último, la población en edad postlaboral, ha sido calculada en 2.116.397 habitantes, con una participación del 39,8% de hombres y un total de 843.550, claramente inferior a la de mujeres, que alcanzan un 60,2% del total y una cifra de 1.272.846 habitantes, que en La Habana llega a alcanzar un 64% del total.

Fuente de los datos: http://www.one.cu/estudios2012.htm

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los trabajadores por cuenta propia y el régimen castrista

La unificación monetaria: un reto a la vista

Las reformas que necesita la agricultura cubana