La temporada turística en Cuba no va bien

Elías Amor Bravo, economista

Las cifras de turismo correspondientes al mes de junio tampoco han dado buenas noticias al régimen castrista. Un reciente informe publicado por la Oficina Nacional de Estadística, "Turismo llegada de visitantes internacionales en junio", arroja un cubo de agua helada sobre la planificación turística del régimen para 2013.

Una vez más, y como viene sucediendo a lo largo de este año, el objetivo de alcanzar 3 millones de turistas extranjeros se está desvaneciendo. En el mes de junio, con un descenso del 2,5% con relación a idéntico mes del año anterior, las cosas se están poniendo cada vez peor. 

Se podrían buscar muchas explicaciones a este fracaso de la política turística castrista. Los mercados internacionales “clásicos” se han recuperado en este mes, como sucede con España, con un aumento cercano al 10%. Canadá que es el que concentra el mayor número de viajeros, también aumenta un 2,3% sus viajeros. China, aun cuando registra cifras absolutas muy bajas, ha enviado a Cuba un 39,7% de turistas en junio. México, un 17%. Resultados que parecen positivos, pero que no sirven para descontar los fuertes descensos que se producen entre ingleses, rusos, italianos, franceses u holandeses, y en general, la mayoría de países de los que proceden los viajeros que eligen a Cuba como destino turístico.

En el acumulado de los seis primeros meses, la tasa de variación respecto a idéntico período del año anterior, registra un resultado negativo, con un descenso del 1,8% que afecta con mayor intensidad a los procedentes de Italia, Rusia o España, con caídas superiores al 12%. Alrededor del 10% disminuye la entrada de los viajeros procedentes de Francia y Holanda. En general, Canadá se mantiene como la principal fuente del turismo extranjero en la Isla, pero el aumento interanual es también muy modesto, apenas alcanza un 1%.

Esto significa que han entrado en Cuba en los primeros seis meses del año 1.596.883 turistas, que de mantenerse las actuales tendencias, y nada hace presagiar que no suceda, dejarán la cifra total del año por debajo del objetivo planificador castrista de 3 millones.

Y la razón es que la temporada turística en el Caribe entra ahora, hasta los últimos meses del año, en su fase de la estacionalidad más negativa, produciéndose un descenso que se interrumpe, en general a partir de los meses de octubre y noviembre cuando comienza la temporada alta. En tales condiciones, y con las tendencias registradas desde comienzos de año, muy bien tienen que ir las cosas en estos meses hasta el final de ejercicio para que se alcancen los 3 millones.

La conclusión es que los viajeros que han entrado en Cuba en los primeros seis meses del año 2013 no han alcanzado el nivel registrado en el mismo ejercicio del año anterior, y se mantienen apenas por encima de los registrados en 2012. Y conviene recordar que en ese ejercicio, no se alcanzaron los 3 millones. Uno de los motores que permiten a la economía castrista sobrevivir, junto a las remesas de los exiliados y el petróleo chavista, empieza a fallar de manera estrepitosa. 

Algo huele mal en la planificación central turística del régimen. Vaya usted a saber. Tal vez la excesiva concentración en Canadá, la desatención hacia otros mercados, y su escasa participación en el producto turístico, los efectos de la crisis económica internacional. No existe una explicación única. Tal vez estén actuando factores mucho más complejos que escapan al diseño de la "planificación central castrista". Tal vez el sector turístico necesite más libertad y un marco de derechos de propiedad que se niega de manera insistente a los cubanos. 

Al final,  entre los factores que explican el estancamiento de las cifras, se suele recurrir al "bloqueo". Yo pienso sinceramente que la competencia de otros destinos turístico, hacia los que se produce una mayor repetición por los viajeros, que ofrecen una mejor relación calidad precio, puede mucho más que la capacidad de los planificadores del turismo castrista. Ya se verá.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Los trabajadores por cuenta propia y el régimen castrista

El verdadero origen de los problemas de la economía castrista

La unificación monetaria: un reto a la vista