Oscar Espinosa Chepe, maestro de economistas cubanos

La Economía de Cuba lamenta una gran pérdida. Óscar Espinosa Chepe ha fallecido en la mañana de hoy, lunes 23 de septiembre en un centro médico de Madrid. Contaba con 72 años de edad. Su sueño de ver una Cuba libre y democrática, como otros muchos, no se ha visto realizado.

Espinosa Chepe se graduó en economía en la Universidad de La Habana en 1961, y poco tiempo después inició su carrera profesional en puestos medios y altos en el gobierno, incluso como asesor del entonces primer ministro Castro en la década de 1960, en la JUCEPLAN, y más tarde prestó sus servicios en la Oficina de la Reforma Agraria. Chepe también fue miembro del Comité Estatal de Colaboración Económica, que se especializaba en las relaciones con los antiguos países del bloque soviético.

Además,
fue agregado económico en Belgrado y a su regreso a Cuba en la década de los años 80 ocupó un puesto en el Banco Nacional de Cuba. Fue a partir de entonces, tal vez impactado por su experiencia en la antigua Yugoslavia, que empezó a manifestar su desacuerdo con la política del régimen castrista. Según su propio relato a comienzos de la década de los 90, en pleno “período especial” y después de expresar su desacuerdo con el curso de la política económica del régimen, fue denunciado por un colega, sancionado y despedido.

Como experto en cuestiones económicas
internas, Espinosa Chepe tuvo una activa participación en los medios de comunicación extranjeros, colegas de otros países y grupos disidentes. En la Isla, sin embargo, fue marginado y como otros muchos, ignorado por las autoridades. Publicó numerosos trabajos académicos y de divulgación en varios países. En su pensamiento económico, se combinaba la crítica al sistema instaurado por los Castro, y el cuestionamiento de las sanciones estadounidenses a Cuba a las que consideraba una excusa detrás de las que el régimen castrista justificaba su incompetencia. Su labor profesional siempre fue estimada por los colegas, y las dificultades para realizar su trabajo no sólo no le arredraron, sino que permitieron a otros economistas desarrollar una línea similar dando continuidad a sus aportaciones.

Espinosa Chepe tuvo una destacada militancia en la oposición al régimen, y por ello uno de los 75 opositores detenidos y enviados a prisión en la primavera de 2003, lo que provocó críticas internacionales y sanciones a Cuba, en especial de la Unión Europea. Poco después, fue condenado por un tribunal a 20 años de prisión en abril de 2003, acusado de recibir dinero y orientaciones de Estados Unidos, sus aliados y grupos de interés en el exilio para destruir al gobierno. Finalmente, 19 meses después obtuvo una licencia extrapenal para abandonar la prisión, condicionada sin duda por su grave estado de salud.

A través de las ondas de Radio Martí tuve la ocasión de comentar con él, en varias ocasiones, las cuestiones relativas al funcionamiento de la economía cubana, y le recuerdo como una persona afable, de buen trato, educado, buen defensor de sus ideas y también un magnífico comunicador, con el que aquellos programas en directo se nos hacían muy cortos. A su llegada a Madrid a comienzos de este año supe del agravamiento de su estado de salud, y me mantuve informado continuamente. Una pérdida, sin duda importante, para todos los cubanos.

Descanse en paz.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Los trabajadores por cuenta propia y el régimen castrista

Las reformas que necesita la agricultura cubana

ETECSA, internet y el abandono de los "principios de la revolución"