En torno al informe de Moody´s sobre la economía castrista

Elías Amor Bravo, economista

Algunos medios se han hecho eco de informaciones que señalan el reciente Informe de Moody’s relativo a la mejoría de la perspectiva a invertir en Cuba por reducir su dependencia de Venezuela. Justo lo contrario de lo que pensamos que iba a suceder. Todavía estamos recordando las declaraciones del economista cubano Mesa Lago que iban justo en sentido contrario. Si el petróleo de Venezuela deja de llegar a la isla, por muy barato que esté actualmente en los mercados, se puede llevar por delante el 25% del PIB cubano. Cabe preguntarse entonces qué lleva a Moody´s a realizar estas valoraciones y por qué.

Responder a estas cuestiones exige prestar atención a los fundamentos económicos y políticos que subyacen a estos informes sobre las economías de los países, que suelen ser estudiados y atendidos, por los grandes fondos de inversión que circulan libremente por la economía internacional gracias a la libre movilidad de capitales. Tal vez debamos comenzar señalando que a pesar de la mejora en la perspectiva, Moody's mantiene la calificación de la deuda de la isla en Caa2, que equivale a la del bono basura. Se conocen numerosos casos de inversores, sobre todo especulativos, que colocan sus fondos en este tipo de bonos, con el objetivo de promover comportamientos en los mercados ajenos a los mecanismos de oferta y demanda. Luego vienen los llantos y las demandas de ayuda a los gobiernos.

Lo realmente sorprendente de la valoración realizada por la agencia de calificación de riesgo Moody’s es que mejora la perspectiva de inversión en Cuba de estable a “positiva”, debido a la “disminución” de la dependencia de la economía de Venezuela y el progresivo acercamiento con EE.UU, país con el que restableció vínculos diplomáticos en julio pasado, tras más de medio siglo de enemistad. Dicho de otro modo, y citando textualmente el informe, “este cambio en la perspectiva de inversión se debe a que la reducción en la dependencia hacia Venezuela ha propiciado una “diversificación” en la economía de la isla, que se está abriendo paulatinamente a la inversión extranjera”¿Diversificación?¿Inversión extranjera?

Rara vez los analistas contrastan en sus informes hechos reales con perspectivas. Digamos que, en ocasiones, comparar lo que realmente está ocurriendo, el trasvase masivo de petróleo subvencionado a cambio de médicos, analistas políticos o entrenadores, con lo que puede suceder en el futuro, en un ámbito realmente complejo como son las inversiones, entra de lleno en un espacio de incertidumbre que resta credibilidad a quién se mueve dentro de este escenario. Y si bien, conviene tal vez arriesgar para poder obtener altos niveles de rentabilidad, los inversores que vigilan con seriedad sus activos rara vez prestan atención a estos cantos de sirena.

No me cabe la menor duda que Moody´s está observando con optimismo los efectos del eventual restablecimiento de las relaciones con EE.UU y el “boom” de la llegada de turistas extranjeros a la isla en lo que va de año. Por fin han superado la barrera de 3 millones, pero no por mucho. La agencia ha procedido a revisar así sus estimaciones de crecimiento para la economía castrista, estimando el aumento del PIB cubano en un 3,5% en 2015 y en otro, 3% para 2016; porcentajes que algunos pronósticos oficiales elevan al 4%. Demasiado optimistas para los vientos que corren por América Latina. Dentro de unos días conoceremos estas cifras tal, y como se presentan en la Asamblea nacional, convocada para el 29 de diciembre para tratar del escenario económico. De momento, son solo estimaciones.

La agencia, en base a estos datos, que otorgan al turismo un peso excesivo en el conjunto de la economía castrista, afirma que, aunque todavía persisten riesgos a la hora de invertir en la isla, estos son “manejables”. No se comprende muy bien qué tipo de manejos pueden existir detrás de problemas, sin duda complejos, como los riesgos de impago, los desequilibrios internos y externos, la retención de capitales que periódicamente decreta el Banco central, o conversión del CUC y del CUP a una sola moneda, aspectos sobre los que el informe de la agencia no parece tener una opinión al respecto, ni siquiera se refiere a ellos, pero que son cruciales para tomar posiciones.

A parecer a Moody’s le parecen bien las reformas al modelo económico "socialista" cubano, impulsadas por Raúl Castro, y señala que ello ha producido un “favorable” desempeño a nivel macroeconómico, detrás de lo que vislumbra a medio plazo un alivio de las sanciones a Cuba por parte del gobierno de los EEUU. Lo cierto es que hasta la fecha, el impacto de las medidas incluidas en los llamados Lineamientos está siendo bastante limitado, sin que se observen los resultados espectaculares que se proclamaron en su día, que la economía castrista sigue teniendo los mismos problemas de falta de recursos y dependencia exterior y mientras tanto, los instrumentos de política económica interna siguen siendo escasos, limitados y de dudosa eficacia. Por otra parte, nada hace suponer que se vaya a producir, ni siquiera a medio plazo ante la perspectiva de cambio en la presidencia de EEUU, un giro en la política de este país hacia el régimen castrista, si no se avanza en materia de libertades y derechos humanos, lo que viendo lo ocurrido en La Habana este día 10 de diciembre, parece que no va a ser posible.

Debemos poner en duda, en tales condiciones, el informe de agencia Moodys, y recomendar a los inversores extrema prudencia a la hora de depositar sus fondos en Cuba. Ni rentabilidad ni riesgo ofrecen garantías suficientes para apostar por la economía castrista en el momento actual, que necesita un giro de 180º, como hemos dicho en repetidas ocasiones, para mejorar su eficacia y situarse en línea competitiva con el resto del mundo. Un largo camino por recorrer. Ni siquiera debemos esperar nada de la celebración del Congreso del Partido Comunista de Cuba, en abril de 2016, porque el impacto de las reformas nada tiene que ver con la ortodoxia de un partido que se resiste a realizar los cambios que realmente necesita Cuba.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los trabajadores por cuenta propia y el régimen castrista

La unificación monetaria: un reto a la vista

Las reformas que necesita la agricultura cubana