¿Dónde está el embargo/bloqueo?

Elías Amor Bravo economista

¿Dónde está el embargo? Un día sí, al otro también, los dirigentes comunistas sacan a pasear el recrudecimiento del embargo/bloqueo de Estados Unidos como el origen de todos los males de la economía cubana. Y resulta que estos dirigentes se contradicen con las noticias que publica la prensa oficial del régimen. 

Granma se jacta en la antesala del 1º de mayo de la firma de, nada más y nada menos que de 18 acuerdos por el consorcio castrista BioCubaFarma con entidades cubanas y extranjeras esta pasada semana.

Insisto, ¿Dónde está el embargo? Si realmente existiera esa ficción creada por los comunistas cubanos para ocultar sus responsabilidades este tipo de acuerdos serían impracticables, imposibles. Pero no. Los 18 acuerdos entre empresas del grupo BioCubaFarma y entidades cubanas y extranjeras indican que no hay restricción alguna para que Cuba comercie, reciba inversiones, capital o cualquier tipo de ayuda de 192 países del mundo. 

Eso sí, existe un contencioso con Estados Unidos que regula el ámbito de las relaciones entre los dos países, que, por otra parte, tiene su origen bien definido en las prácticas del régimen comunista hacia su vecino del norte, que se ha negado desde el principio a negociar.

No obstante, los acuerdos de BioCubaFarma se ponen en marcha, lo mismo que los acuerdos con Vietnam, con los hoteleros españoles, los mineros canadienses u holandeses, etc. La economía cubana es de las más abiertas del mundo, recibe donaciones de numerosos países que dar apoyo a la “revolución” y establece cuando lo estima conveniente, las alianzas más controvertidas, como en este caso, en materia de biotecnología.

Los acuerdos, además, no han caído del cielo. Han sido bien trabajados, a pesar de la “amenaza” del embargo, y se han presentado como uno de los resultados del Congreso Internacional BioHabana-2022, que concluyó este viernes pasado. Alguien del comité organizador del congreso declaró a Granma “sobrepasamos los mil participantes, entre cubanos y extranjeros procedentes de 51 países, aunque un 10% intervino de forma virtual; además, se presentaron más de 600 ponencias en conferencias, exposiciones orales cortas y posters”.

De veras, un país bloqueado o embargado, tiene muy difícil realizar este tipo de congresos internacionales, incluso, potenciar un turismo de congresos, que se atiende en los formidables hoteles de lujo de la capital, cerca de los derrumbes, las calles destruidas y los solares de escombros de ese prodigio que fue hace mucho tiempo la Habana vieja universal.

Otra información publicada en Granma que cuestiona el embargo es el acuerdo suscrito por Cuba y Argentina en el sector de la vivienda, tras la celebración de la XIII Feria Internacional de la Construcción Fecons-2022, que concluyó este viernes.

Un certamen destinado a mejorar la producción de materiales de la construcción en Cuba, con la participación de empresas estatales y extranjeras, cooperativas no agropecuarias y mipymes. Allí se habló de bienes necesarios para que Cuba pueda dinamizar su sector constructor industrial y de viviendas, como enchapes, morteros, aditivos, y la reparación y mantenimiento de los equipos, y las nuevas inversiones en tecnología para lograr eficiencia con un uso racional de la fuerza de trabajo, pero con agilidad.

Pero la jornada llevó a la firma de un memorando de entendimiento entre el Ministerio de Desarrollo Territorial y el Hábitat de Argentina y el de la Construcción de Cuba, con el interés recíproco de promover el progreso económico y la integración de América Latina y el Caribe y la colaboración en el sector de la vivienda. 

En este convenio, se dio promoción a la familia de morteros medio, fino y especial pegaporcelanato; cerámico decorado con impresión digital; clínker gris para cemento y el sistema de construcción de célula habitacional. Esto es el embargo/ bloqueo, un ejemplo más de que los argumentos manejados por el régimen no son ciertos.

Que conste que en este blog nunca se estará en contra de que la economía cubana mantenga su apertura al exterior y consiga este tipo de acuerdos, e incluso otros mejores. La biotecnología cubana, debería avanzar lo máximo posible, por cuanto se trata de una de las tecnologías que animan el desarrollo de la cuarta revolución industrial. Apostar por ese sector puede ser una decisión inteligente. Y otro tanto, con la fabricación de materiales de construcción, cuya escasa producción ha obligado al régimen a aumentar sus precios de forma muy significativa.

Lo que siempre vamos a denunciar en este blog es que los males de la economía cubana se atribuya a algo que no existe, el embargo/bloqueo, o que solo existe en el imaginario de un régimen que vive de la confrontación y la provocación a su vecino del norte desde la visita de Fidel Castro al hotel Teresa en Harlem en 1959. 

Ha llovido mucho, desde entonces, pero si en algo se sobre cumplieron las expectativas del régimen comunista ideado por Fidel Castro, ha sido en este terreno de la ficción del embargo/bloqueo, del que estos artículos de Granma son un buen ejemplo, por supuesto, de lo contrario.

La propaganda del embargo/bloqueo le ha funcionado a los comunistas cubanos más de 60 años. Cierto que cuando llegaban los subsidios millonarios de la antigua URSS nadie se acordaba de ello, pero el signo de los tiempos permite constatar que las relaciones entre dos vecinos que se construyeron por la geopolítica desde los tiempos coloniales, fueron destruidas por el régimen comunista desde su llegada al poder, y ello en su propio beneficio, aunque fuera atentatorio de los intereses del pueblo cubano. Difícil es encontrar un proceso similar en cualquier otro país del mundo.

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Murillo y la Tarea Ordenamiento: la culpa es de otros

El castrismo ante la encrucijada del modelo de turismo

¿Qué pasará con el peso cubano?