¿Es negocio la exportación cubana con los intermediarios de Malmierca?

Elías Amor Bravo, economista

Quiero dedicar la entrada del blog de hoy a Rafael Fundora Hernández, un bravo campesino cubano que, al parecer, ha realizado la primera exportación de productos agrícolas a España tras la aprobación de la nueva normativa de Malmierca, a la que hemos hecho referencia en este blog en varias ocasiones. 

El diario Trabajadores da cuenta de las declaraciones del director de Exportaciones de la Empresa Frutas Selectas, entidad intermediaria castrista, a cargo de representar al productor privado ante el cliente europeo, Valdivia Portal explicó que la venta realizada fue de 1.08 toneladas de lima persa o limón, alcanzando un importe de 864.33 USD el pasado 13 de septiembre. Por algún sitio se empieza.

Lázaro Fundora es de Madruga, provincia de Mayabeque. Una tierra que, para alguien nacido en Santiago de las Vegas, no resulta extraña. Cuando era un niño solía visitar con mi abuelo a campesinos como Fundora, que habían sido productores para la empresa de distribución de mi abuelo en los años 50. Yo sabía que todos ellos habían sido expropiados por el estado comunista, y sus sueños se habían caído por un terraplén. Años después, en el exilio, mi abuelo siempre me dijo que si algún día regresaba a Cuba que no olvidase que aquellos guajiros eran la mejor gente de Cuba. Emprendedores, abnegados, de buen corazón. No se equivocó. Las evidencias lo confirman. Fundora y su familia tienen en explotación tan solo tres caballerías de tierra en una finca de frutales llamada La Esperanza, que desde hace unos años tiene acuerdos y algún contrato con la empresa estatal que intermedió en la venta al comprador español. Fundora también había abastecido a las zonas turísticas con sus productos. Gente inquieta. Importante.

De modo que Fundora, aprovechando la experiencia de contratos anteriores, decidió aprovechar la nueva legislación de Malmierca, y se lanzó a las tareas de exportar para obtener divisas con su explotación agropecuaria. Estoy completamente de acuerdo con él, cuando afirma que este paso se debió haber dado hace mucho tiempo, en realidad, el régimen comunista nunca debería haber frenado la capacidad de exportación de los sectores productivos cubanos, y por eso, ahora, cuesta tanto poner la maquinaria en funcionamiento.

Menos mal que en Cuba quedan personas como Fundora, quien señala que poder exportar al extranjero es un incentivo para campesinos y trabajadores agrícolas que van a disponer de formas alternativas para distribuir sus productos y obtener divisas, asumiendo la necesidad de las mismas que tiene el gobierno, pero sin perder de vista que esa finca de Madruga también puede verse mejorada en su eficiencia con los dólares obtenidos de las ventas al exterior. Todos salen ganando, nadie entiende por qué los comunistas con Fidel Castro a la cabeza, habían prohibido sistemáticamente durante décadas estas operaciones.

Al parecer, la operación exportadora de este agricultor no ha caído del cielo, sino que se ha visto compensada con bastante trabajo previo, para desbrozar los numerosos obstáculos que el gobierno aún mantiene sobre las exportaciones, incluyendo asesoría científica, las necesarias certificaciones de las áreas de cultivo de limón y aguacate con la Estación Territorial de Protección de Plantas municipal y el cumplimiento de los protocolos exigidos por los países de destino.

De hecho, en Trabajadores señalan que los trabajadores de la finca tuvieron que realizar un curso práctico para seleccionar, manipular, higienizar y envasar los limones, labor catalogada como “difícil y estresante”, ya que tuvieron que trabajar hasta de madrugada y poder llevar la mercancía al aeropuerto justo a tiempo para acceder al único avión semanal de Iberia, en las actuales condiciones de restricción de vuelos.

Finalmente, la lima habrá llegado a las tiendas españolas, y la operación, sin duda positiva, incluyendo la actividad del intermediario Frutas Selectas en todo el proceso, desde el contacto de posibles clientes, hasta la garantía de los envases, pegatinas, otros aditamentos y transporte refrigerado.

Frutas Selectas destaca que ya está trabajando actualmente con 13 productores individuales para llevar a término posibles exportaciones de bienes. De los 13, ya 4 disponen las cuentas bancarias en las monedas autorizadas, que es el peaje a pagar para poder exportar con el control del gobierno, y están incorporados a su cartera de proveedores de fondos exportables.

La nota de Trabajadores dice que Fundora, satisfecho con la operación, quiere acordar con Frutas Selectas una segunda exportación a otro país europeo, esta vez de aguacates, dejando claro que este valiente campesino cubano pretende exportar más para el año próximo, eso si, sin dejar de abastecer a su municipio, que es una prioridad que siempre ha tenido y seguido, según declara al diario.

Pues bien, querido compatriota de Madruga, a ti me dirijo ahora mismo desde esta lejana orilla del Mediterráneo, donde seguramente tendré la oportunidad de disfrutar de esas limas de aroma penetrante y gran sabor. Esta mañana, casualmente, he dado un paseo por la sección de frutas de tres supermercados de venta al público, tal vez los más importantes, y si me permites no daré los nombres para no hacer publicidad. Quiero que sepas que tus limas, o algo parecido, se venden a precios que oscilan entre los 4 € y 5,56 € el kilogramo en paquetes o bolsas de 400 gramos (alrededor de 4 unidades), entre 1 € y 1,6 € respectivamente.

Este es el precio de venta al público. ¿Qué te parece? ¿Cómo lo ves? Según Trabajadores, tu venta se formalizó por 864,33 dólares, para un total de 1,08 toneladas, lo que indica un precio por kilogramo de unos 85 centavos de dólar (el euro anda ahora por 1,2 más o menos en la cotización con el dólar) pero da igual, con la paridad entre ambos, la diferencia de precio del kilogramo entre lo que has conseguido a través del intermediario castrista Frutas Selectas, y lo que paga el español de a pie, es casi 5 veces más. ¿Por dónde se queda el dinero? ¿Pregúntale a los mandamases de Frutas Selectas qué es todo esto? De hecho, te doy traslado dela información para que cuando vuelvas a negociar con Frutas Selectas aprietes más el precio al alza, si te dejan. Recuerda: los negocios son para quién realmente los trabaja, y tu eres la parte más importante. Suerte.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Murillo y la Tarea Ordenamiento: la culpa es de otros

El castrismo ante la encrucijada del modelo de turismo

¿Qué pasará con el peso cubano?