Últimos datos del turismo en Cuba: ¿a mejor o peor?

La ONEI acaba de publicar una nota informativa con los datos del turismo que ha llegado a Cuba en el período enero a octubre del presente año, y comparado con el año anterior.
Los datos comparativos no son buenos. La cifra total de viajeros disminuye un 8% en el cómputo global, equivalente a 303.929 turistas, sobre una cifra de 3.563.005.
Además, se observan notables diferencias por países, y así, con la excepción de la Federación Rusa que aumenta un 20% y Comunidad cubana en el exterior con un crecimiento del 4,6%, el resto de países presentados en el documento informativo de ONEI experimentan decrecimientos con respecto al año pasado.
De forma significativa, Inglaterra desciende en el número de turistas casi un 30%, Italia no queda lejos, con un 26,3% menos, y Francia, Alemania y España descensos similares del entorno del 15%. Canadá mantiene sus cifras prácticamente estables con relación al año anterior y EEUU desciende un 13,7%, porcentaje inferior al que experimentan el resto de países europeos citados.
Además de comparar los datos del año actual con el anterior, como hace ONEI, puede resultar interesante para el análisis ver qué está ocurriendo a lo largo del ejercicio de 2019. Y esto es posible porque se puede comparar la cifra acumulada del período enero a junio, con la última de enero a octubre a la que se hace referencia en esta breve nota. 
Los datos se presentan en el Cuadro siguiente.
En contra de una visión negativa de la dinámica del turismo en Cuba, lo que realmente está ocurriendo es que en lo que va de año las cifras acumuladas experimentan un incremento del 39,1%, equivalente a un total de 1.001.286 viajeros. En el Cuadro se presenta la distribución por países de los datos en % incremento relativo y en absoluto para realizar el contraste. Por encima del crecimiento medio del 39% se sitúa España con un 95,6%, seguida de México con un 77,8% y el tercer lugar, la Comunidad cubana en el exterior que aumenta un 68,4% más del doble de la media.
Los países que menos crecimiento relativo registran entre los dos períodos considerados son Francia con un 32,2%, Canadá con un 23,9% y EEUU con un 21,4%. Por el contrario, si la comparación se realiza con los datos absolutos, la Comunidad cubana en el exterior con 209.115 viajeros pasa a ocupar el primer puesto, seguida de Canadá con 173.243 y de EEUU que aumenta en 79.773 viajeros, un dato claramente superior al que procede de otros países como México, Federación Rusa, España, Francia, Alemania, Italia o Inglaterra que lo hacen en menor cuantía.
En todo caso, a punto de comenzar la etapa de mayor actividad turística en los destinos del Caribe como Cuba, los datos obligan a ser cautos respecto de la dinámica que pueda seguir el sector en los próximos meses. El dato hasta octubre presenta una recuperación con respecto al primer semestre, y superado el bache de septiembre, lo que queda de noviembre hasta marzo será fundamental para recuperar las cifras del año pasado que están lejos.
Los mercados europeos, salvo España que ha mostrado un mejor comportamiento, están paralizados y no parece que el turismo procedente de América Latina o destinos distantes como China o Filipinas, puedan ser la solución. El turismo procedente de EEUU ha continuado creciendo en términos relativos durante el ejercicio de forma muy similar a como está comportándose el procedente de Canadá.
La diferencia está en el dato absoluto, pero si se tiene en cuenta que la mayor parte de los viajeros de la Comunidad cubana en el exterior proceden de EEUU, este país continúa siendo el principal mercado de procedencia para el turismo, con diferencia del resto, registrando un un aumento de enero junio a enero octubre de 300.000 personas, muy superior al que experimenta cualquier otro destino. Las autoridades del turismo de la isla lo deberían reconocer cuanto antes.
La política turística cubana tiene que reorientarse con inteligencia a partir de la información que suministran estos datos y entender que una diáspora de 2 millones de personas constituye una referencia fundamental para el sector. La cuestión es que esos cubanos que viajan a la isla no  lo hacen en la oferta hotelera que ha sido creada por el régimen castrista, sino que, lógicamente, prefieren los espacios abiertos por la iniciativa privada y emprendedora. Como ya he destacado en anteriores entradas en el blog, privatizar al 100% el turismo es una estrategia adecuada. El estado no se debe dedicar a hacer camas o servir menús en hoteles. Que lo reflexionen.


Comentarios

  1. En contra de una visión negativa de la dinámica del turismo en Cuba, lo que realmente está ocurriendo es que en lo que va de año las cifras acumuladas experimentan un incremento del 39,1% parecido a queverenz.com/europa/espana/valdemoro/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La bancarización ha quedado aparcada, otro experimento más a la basura

Londres activa las alarmas en La Habana: la economía cubana en una encrucijada

El pueblo de Cuba no puede pagar la deuda generada por su mal gobierno