Los resultados "oficiales" de la economía cubana en 2020 no salen (I)

Elías Amor Bravo economista 

La Oficina Nacional de Estadística ha ido publicando los resultados de la actividad en los principales sectores de la economía cubana en 2020, así como la dinámica de la población. Todos los datos se presentan en el Cuadro que acompaña a esta entrada del blog.

Los datos del cuadro proceden de:

·         Electricidad en Cuba. Indicadores seleccionados. Enero-Diciembre 2020

·         Construcción en Cuba. Indicadores Seleccionado Enero-Diciembre 2020

·         Turismo nacional e internacional. Indicadores seleccionados Enero - diciembre de 2020

·         Inversiones. Indicadores seleccionados Enero – Diciembre de 2020

·         Indicadores demográficos por provincias y municipios Junio 2021

·         Transporte. Indicadores seleccionados. Enero-Diciembre 2020

Si se consideran los porcentajes de variación entre 2019 y 2020 que se presentan en la mayoría de indicadores que hasta ahora han sido publicados, la sensación que se tiene es que la tasa de caída del PIB en 2020, anunciada por el ministro de economía y “oficializada” hasta ahora, en un -11% se queda corta, y previsiblemente no refleja la realidad de lo ocurrido.

Un 11% de descenso del PIB es lo que se ha producido, por ejemplo, en España donde existe una estructura económica y social mucho más potente que la de Cuba. En tales condiciones, y observando la relación de datos del Cuadro, no parece razonable ni recomendable, sostener para la economía cubana una caída del 11% en 2020, sino que el porcentaje de descenso está más cerca del 20-21% que de la cifra oficial ofrecida por las autoridades.

Véase si no qué ocurre con la generación de electricidad, que cae un 8% en uno de los niveles de producción más bajos del último lustro, en el que incide la elevada dependencia de petróleo que tiene la economía cubana, sin hacer los deberes para apostar por las renovables. Este descenso de la producción de electricidad se corresponde con la caída de las inversiones en suministro de electricidad, un -46,8%, que supuso casi la mitad de lo invertido en 2019 Esa deficiente atención inversora a este sector, el fracaso en la fijación de las tarifas eléctricas con la Tarea Ordenamiento y la menor llegada de petróleo son las amenazas que planean sobre los “apagones” que hacen padecer al conjunto de la sociedad cubana.

La vivienda se hunde de forma estrepitosa en 2020, con una caída del -26,2% en la construcción de unidades con respecto a 2019, lo que influye en el conjunto de la economía, por cuanto es un sector que tiene un claro efecto multiplicador, incluso en la economía comunista cubana. Pero es que, además, la parálisis del sector ha venido acompañada de una caída sistemática de las principales producciones del sector, como barras de acero (-18,4%), bloques hormigón (-21,3%), cemento gris (-23,9%), hormigón (-2,2%), prefabricados (-19,6%), techos metálicos (-44,1%) con el descenso más grande en la producción de tejas un -57,2%. El sector construcción se encuentra paralizado en cuanto a la vivienda, y solo parece respirar en su pequeño crecimiento global del 4,9% de la inversión en “servicios empresariales”, con un 3,2% más, donde se concentra la hotelería. La industria del azúcar registra un -2% y la ciencia y tecnología, cae un 14,3% en la inversión en construcción.

El transporte de pasajeros se hunde de forma estrepitosa y cae un -41,1%, acusando sobre todo el transporte aéreo, que se desploma un 80%, pero igualmente el realizado en taxis, con una caída del 28%. Estas cifras de transportes provocadas por los confinamientos para luchar contra la pandemia, han mantenido al sector bajo mínimos, y otro tanto cabe señalar con las principales variables del turismo, que han registrado un ejercicio muy negativo. En particular, la entrada de viajeros del exterior ha caído en 2020  nada más y nada menos que un -67,4%, en tanto que los ingresos del sector disminuyeron un 40,6% y la tasa de ocupación casi 3 puntos porcentuales, equivalentes a un 27,2%.

Por lo que respecta a la actividad inversora, si se descuenta la antes citada en materia de construcción, el total de lo invertido en la economía se reduce un -4,3% lo que tiene un efecto depresivo sobre el crecimiento a medio plazo, pero es que la inversión en equipos, que es la que incide en la mejora de eficiencia de las empresas y su competitividad, cae un -36,5% en 2020, lo que dejará muy afectado el indicador de las cuentas nacionales de formación bruta de capital fijo, que es un componente fundamental del crecimiento.

La población en 2020 se ha resentido de esta pésima evolución de la economía y así, su cifra total ha experimentado un descenso con respecto a 2019 de unas 16.000 personas, equivalentes a un -0,14%. Este resultado coincide con un descenso del número de nacimientos, -3,7% en tanto que los fallecidos aumentan un 2,7%. La tasa de crecimiento vegetativo de la población en 2020 es negativa como consecuencia de una mortalidad superior a la natalidad. Las tendencias a medio  y largo plazo no son más favorables.

Los resultados oficiales de la economía cubana en 2020 no salen. Las cifras apuntadas, que son las primeras en tener difusión por la ONEI, confirman un desplome sin precedentes de los sectores recogidos (vivienda, turismo, inversiones, transporte) que están detrás de las principales variables de la economía. Estos datos deberían obligar a las autoridades a revisar en profundidad las cifras que han ofrecido hasta ahora. Los inversores internacionales deben estar atentos a lo que dicen las cifras.

Cuadro 1.- Compendio de indicadores de la economía cubana en 2020

 

2019

2020

Variación

Generación electricidad (Gw/hora)

20.705,6

19.070,9

-7,9%

Construcción de viviendas

44.566

32.874

-26,2%

Valor construcción y montaje (Millones CUP)

6.053,3

6.348,7

+4,9%

Valor construcción y montaje  en electricidad

557,2

296,9

-46,8%

Valor construcción en ciencia y tecnología

34,7

30

-14,3%

Valor construcción en industria azucarera

130,0

127,6

-2%

Valor construcción servicios empresariales

3.095,1

3.196,2

+3,2%

Barras de acero (Mt)

49,6

40,2

-18,4%

Bloques hormigón (MMU)

74,9

59,42

-21,3%

Cemento gris (Mt)

1.334,6

1.015,1

-23,9%

Hormigón premezclado (Mm3)

692,79

677,91

-2,2%

Prefabricado hormigón (Mm3)

127,3

102,58

-19,6%

Techos metálicos (Mm3)

8.969,4

5.011,51

-44,1%

Tejas acanaladas (Mm3)

1.826

780,8

-57,2%

Transporte de pasajeros (Millones)

1.899,9

1.118,8

-41,1%

Transporte aéreo (Millones)

0,5

0,1

-80%

Transporte taxis (Millones)

93,4

66,9

-28%

Transporte de mercancías (Miles toneladas)

88.649,8

85.271,8

-3,8%

Turistas

2.020.986

659.137

-67,4%

Ingresos del turismo (MCUC)

426.085

253.153

-40,6%

Tasa de ocupación (%)

11,3

8,4

-27,2%

Inversión (Millones CUP)

9.484,8

9.068,4

-4,3%

Inversión en equipos (Millones CUP)

2.233,9

1.417,4

-36,5%

Población total

11.209.628

11.193.470

-0,14%

Nacimientos

109.716

105.038

-3,7%

Defunciones

109.080

112.439

2,7%

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los cambios a la democracia en Cuba han echado a andar

¿Para qué sirven las remesas que llegan a Cuba?

El fracaso del turismo cubano: ¿cuánto caerá en 2020?