¿Qué significan las 2.710 mipymes creadas en Cuba en el primer semestre de 2022?

Elías Amor Bravo economista

La estrella del momento, sin duda alguna, se llama mipyme.

En la estadística de organización institucional de la ONEI del período de enero a junio de este año, aparece un total de 2.710 mipymes que, con respecto a las 270 del año anterior, suponen un crecimiento muy destacado, hasta el punto de que ya el número de mipymes supera al de empresas estatales, anclado en 1.941, así como también a las unidades del sector presupuestado que son 2.412, a la vez que se acerca a la mitad de la cifra de cooperativas, 5.146, estas últimas en declive.

La irrupción de las mipymes en la estructura económica comunista cubana el pasado año fue un hito sin precedentes, desde que en 1968 el régimen acabase por confiscar y apropiarse de los activos de los más de 60.000 pequeños negocios que aun sobrevivían en Cuba a la rápida conversión de la economía nacional al comunismo en los años anteriores. Desde entonces, la economía cubana ha sido un páramo de prohibiciones legales y jurídicas para el desarrollo de la empresa privada.

Quizás por ello, realmente, no se esperaba que esta fórmula asociativa tuviera un éxito como el que ha alcanzado. De hecho, su antepasado más inmediato, las cooperativas no agropecuarias siguieron una evolución más errática, sin acabar de consolidar su posición dentro de la organización económica. Por otra parte, el crecimiento de las mipymes se ha producido en tan poco tiempo, que algunos analistas y observadores que desconfían del proceso acaban preguntándose si una vez hecha la ley, no habrá trampa añadida.

Tal y como se formuló el modelo, el nacimiento de las mipymes parece tener dos orígenes principales. De un lado, trabajadores por cuenta propia que habían estado funcionando sin personalidad jurídica y que habían alcanzado unas cifras de negocios en aumento, entendieron que la conversión en mipymes era el camino adecuado. Y los datos así lo atestiguan. En el apartado de empleo del anuario estadístico de la ONEI de 2021 se observa que el número de trabajadores por cuenta propia, que había ascendido a 617.000 en 2019, antes de la pandemia, se redujo en 2021 a un total de 596.000, nada más y nada menos que 21.000 TPC han quedado fuera del camino. ¿Cabe pensar que tengan que ver con el impulso recibido por las mipymes? Es posible.

De otro lado, desde algunas empresas estatales se promovió la creación de unidades más pequeñas, en una especie de outsourcing comunista que ha llevado a la aparición de algunas mipymes estatales, sobre todo en aquellas que se encontraban atravesando graves problemas de solvencia por culpa de la aplicación de las medidas de la tarea ordenamiento. Por desgracia, no se dispone de información para evaluar este proceso. Sin embargo, no cabe duda, la fórmula de las mipymes ha tenido éxito y ahora hay que ver cómo se conduce. También hay iniciativas nuevas que se plantean aprovechar la coyuntura y probar suerte. De todo hay en este primer año de las mipymes.

Revisando los datos publicados por la ONEI, tal y como cabría esperar, el mayor número de mipymes se ubica en La Habana, donde hay 953 el 35,1% del total, seguido de Granma, con 284, el 10,5%, y Villa Clara con 187, el 7%. El patrón de distribución en el territorio se ajusta, en líneas generales, a la población y actividad económica, lo cual es un indicador de que la mipyme no es tan solo un invento burocrático o intervencionista del régimen, sino que tiene su origen en la iniciativa privada deseosa de atender necesidades detectadas en la población a las que se pretende dar satisfacción por medio de una organización alternativa a la estatal comunista.

Por actividades, la mayor concentración de mipymes ha tenido lugar en la industria manufacturera con 1.173, el 43,3% del total, lo que indica que estas empresas tratan de dar solución a problemas que están mal o deficientemente atendidos por el sector estatal. No conviene perder de vista la intensa desindustrialización de la economía cubana desde 1989, medida por el índice de producción industrial, más de un 40%. Ese espacio está siendo cubierto por las nuevas mipymes.

La construcción con 648 mipymes ocupa el segundo lugar, el 23,9% del total. Otro sector desatendido por el estado y que puede verse beneficiado de la iniciativa privada si se procede a liberalizar la tenencia de la vivienda y su régimen jurídico. 

Y, en tercer lugar, a más distancia, Hoteles y restaurantes con 283, el 10,4% del total. Estas tres actividades concentran el 77,6% del total de mipymes creadas, lo que indica una concentración de los proyectos. Curioso, en ninguno de los “logros de la revolución” Salud, educación, ciencia, han irrumpido las mipymes, un terreno que se mantiene vedado para el sector presupuestado.

Las mipymes son una realidad, le guste a quien le guste, o no. Su desarrollo acelerado en el último año indica que el sector privado empresarial, de gran tradición en Cuba, nunca ha desaparecido realmente de la sociedad, a pesar de la carga ideológica de 63 años del régimen. 

El despertar de estas entidades se ha producido de acuerdo con unos estándares que permiten identificar la posición de superioridad del régimen con respecto a este sector privado emergente, lo que constituye una muestra de desconfianza hacia la libertad económica que puede condicionar la evolución de estas entidades en el futuro. Por último, no conviene olvidar que el nacimiento y desarrollo de las mipymes se produce con el beneplácito de las autoridades. Lo dicho, hecha la ley. ¿por donde vendrá la trampa?

Distribución de las mipymes por ramas de actividad

 

Total

En %

Total

2.710

100

Agricultura, Ganadería, Caza y Silvicultura

46

2

Pesca

15

1

Explotación de Minas y Canteras

4

0

Industria Azucarera

0

0

Industrias Manufactureras (excepto industria azucarera)

1.173

43

Suministro de Electricidad, Gas y Agua

3

0

Construcción

648

24

Comercio; Reparación de Efectos Personales

175

6

Hoteles y Restaurantes

283

10

Transporte, Almacenamiento y Comunicaciones

105

4

Intermediación Financiera

1

0

Servicios Empresariales, Actividades Inmobiliarias y de Alquiler

196

7

Administración Pública, Defensa; Seguridad Social

1

0

Ciencia e Innovación Tecnológica

0

0

Educación

0

0

Salud Pública y Asistencia Social

0

0

Cultura; Deporte

5

0

Otras Actividades de Servicios Comunales de Asociaciones y Personales

55

2


Comentarios

Entradas populares de este blog

El mercado cambiario oficial: el fracaso ya viene llegando

Murillo y la Tarea Ordenamiento: la culpa es de otros

El castrismo ante la encrucijada del modelo de turismo