El sector agropecuario no funciona: lo dicen las cifras del régimen

Elías Amor Bravo economista

El análisis del sector agropecuario cubano, a partir de los datos publicados en el anuario estadístico de la ONEI, se ve notablemente mejorado si se desdobla en el corto y largo plazo, a fin de determinar, en su justo término, la grave situación del sector que se desprende de los mismos. Esta nota aborda esta cuestión, utilizando dicha metodología, y por ello, los cuadros elaborados incorporan esta aproximación.

En concreto, el Cuadro 1 permite constatar el declive significativo que entre 2020 y 2021 tuvieron los tres principales indicadores del sector (superficie cosechada, producción y rendimiento) de modo que las 63 medidas han pasado de largo sin producir los efectos esperados. 

Cuadro 1.- Evolución a corto plazo del sector agropecuario cubano

 

Tendencias de corto plazo (%)

 

Superficie

Producción

Rendimiento

 

cosechada

agrícola

agrícola

Viandas

4,1

-0,8

-4,74

 Tubérculos y raíces

3,5

-1,5

-4,84

  De ello: Papa

-11,6

-15,7

-4,64

                  Boniato

10,7

5,1

-5,11

                  Malanga

-15,2

-19,5

-5,13

 Plátano

5,1

0,1

-4,78

   Fruta

-2,0

-8,1

-6,27

   Vianda

9,1

3,7

-4,96

Hortalizas

7,0

0,9

-5,71

 De ello: Tomate

14,8

9,1

-4,96

                Cebolla

-0,1

-5,1

-5,05

                Pimiento

9,4

4,7

-4,31

Cereales

-5,8

-11,3

-5,87

   Arroz cáscara húmedo

-10,8

-15,3

-5,02

   Maíz

-2,0

-7,2

-5,34

Leguminosas

-7,9

-12,4

-4,85

   Frijoles

-7,9

-12,4

-4,85

Tabaco

-10,5

-14,9

-5,00

Cítricos

-4,1

-14,5

-10,86

 De ello: Naranja dulce

-0,4

-12,8

-12,52

                 Toronja

-17,0

-39,8

-27,48

                 Limón

9,2

3,8

-4,98

Otras frutas

-6,2

-10,8

-4,92

 De ello: Mango

-1,2

-5,9

-4,67

                Guayaba

5,5

-1,3

-6,41

                Fruta bomba

-46,6

-48,3

-3,12

Cacao

-3,4

-6,7

-3,39

De un total de 27 productos o grupos de productos presentados en el Cuadro 1, en 2021 con relación a 2020, un total de 20 experimentaron descensos en la producción con respecto al año anterior. En el caso de la superficie fueron 17 los que registraron descensos, y en cuanto a los rendimientos agrícolas la cifra alcanzó a la totalidad de las 27 referencias publicadas. Los datos se presentan en porcentajes de variación.

Los descensos más destacados de la producción entre 2020 y 2021 se dieron en el caso de la frutabomba (-48,3%), toronja (-39,8%), malanga (-19,5%) o papa (-15,7%), el arroz cáscara húmedo (-15,3%), tabaco (-14,9%), cítricos (-14,5%) y leguminosas (-12,4%) entre los más destacados. En el lado contrario, donde solo hay 7 productos que registraron aumentos de la oferta, entre las hortalizas, el tomate se confirmó como el producto de mayor crecimiento de la oferta con respecto a 2020, un 9,1%, seguido de boniato (5,1%) y pimiento (4,7%).

Para obtener la visión de largo plazo, se presenta el Cuadro 2, donde se recoge la variación de los tres indicadores (superficie cosechada, producción y rendimientos) en porcentaje entre los años 2017 y 2021.

Cuadro 2.- Evolución a largo plazo del sector agropecuario cubano

 

Tendencias de largo plazo (%)

 

Superficie

Producción

Rendimiento

 

cosechada

agrícola

agrícola

Viandas

-7,5

-25,8

-19,8

 Tubérculos y raíces

-17,6

-31,6

-17,0

  De ello: Papa

-27,2

-33,8

-9,1

                  Boniato

-22,2

-38,6

-21,0

                  Malanga

-48,3

-53,0

-9,2

 Plátano

19,1

-15,2

-28,8

   Fruta

47,1

-18,1

-44,3

   Vianda

8,6

-14,0

-20,8

Hortalizas

-16,0

-31,0

-17,9

 De ello: Tomate

-40,9

-45,7

-8,1

                Cebolla

-22,8

-50,1

-35,4

                Pimiento

-3,6

-38,1

-35,8

Cereales

-29,2

-40,3

-15,8

   Arroz cáscara húmedo

-40,8

-44,2

-5,8

   Maíz

-20,1

-36,1

-20,0

Leguminosas

-43,1

-56,4

-23,3

   Frijoles

-43,1

-56,4

-23,3

Tabaco

-28,9

-28,8

0,1

Cítricos

-31,8

-62,5

-44,9

 De ello: Naranja dulce

-39,6

-71,5

-52,8

                 Toronja

-58,0

-83,9

-61,7

                 Limón

-46,3

-54,6

-15,5

Otras frutas

41,2

-16,9

-41,1

 De ello: Mango

-3,6

-15,6

-12,4

                Guayaba

84,7

-2,4

-47,2

                Fruta bomba

-35,1

-56,5

-33,0

Cacao

4,8

501,5

474,0

En este caso, de los 27 productos y grupos de productos agrícolas presentados, en 26 (excepto el cacao) se registraron descensos de la producción que, por otra parte, fueron especialmente intensos en algunos cultivos sensibles para la dieta de alimentación diaria de los cubanos.

Por ejemplo, la oferta, tanto de viandas (-25,8%) como de hortalizas (-31%) se desplomó de forma significativa. Algunos productos concretos, como la malanga, redujo su producción más de la mitad, un -53%. En el caso de las hortalizas, la cebolla se redujo igualmente casi a la mitad (-50,1%) y el tomate se acercó con un -45,7%. El panorama fue igualmente devastador en el caso del arroz (-44,2%), maíz (-36,1%), frijoles (-56,4%) o cítricos (-62,5%). Datos que solo se pueden calificar de asombrosos por lo que representan de escasez y disminución de oferta para que los cubanos puedan satisfacer sus necesidades de alimentación cotidianas. Con los datos de superficie se advierte un aumento del cultivo de plátano fruta y vianda, y en rendimientos, se obtienen resultados similares a la producción.

Los datos permiten avanzar en el detalle, y de ese modo, se elaboran los cuadros 3 y 4 en que se presentan los resultados a corto y largo plazo de los tres indicadores (superficie, producción y rendimientos) distinguiendo entre la actividad del sector estatal y no estatal, tal y como se divide en la estadística del anuario.

La distinción es importante, ya que aun cuando la tierra sigue siendo de propiedad estatal al 100%, las nuevas formas organizativas autorizadas por el régimen comunista han disparado las cifras de gestión de forma muy significativa, mientras que el estado sigue mostrando su peor rostro como gestor. Las estadísticas de régimen de tenencia de tierras y participación de las nuevas formas productivas se detienen en 2017, pero es evidente que ha habido cambios desde entonces. Algunos se pueden incluso aproximar con los datos de otras secciones del anuario.

Pero yendo a la cuestión, el Cuadro 3 ofrece los datos de corto plazo del sector estatal.

 Cuadro 3.- Evolución a corto plazo del sector agropecuario cubano (sector estatal)

 

Tendencias de corto plazo (%)

 

Superficie

Producción

Rendimiento

Sector estatal

cosechada

agrícola

agrícola

Viandas

10,0

2,6

-6,7

 Tubérculos y raíces

13,3

7,6

-5,0

  De ello: Papa

-16,2

-20,4

-5,0

                  Boniato

32,4

25,8

-5,0

                  Malanga

-2,8

-7,6

-5,0

 Plátano

4,7

-3,4

-7,6

   Fruta

-24,7

-28,4

-5,0

   Vianda

12,5

6,9

-5,0

Hortalizas

-4,0

-8,8

-5,0

 De ello: Tomate

21,2

15,1

-5,0

                Cebolla

-3,3

-8,1

-5,0

                Pimiento

32,5

25,8

-5,0

Cereales

1,2

-8,3

-5,0

   Arroz cáscara húmedo

-13,1

-17,5

-5,0

   Maíz

13,0

7,3

-5,0

Leguminosas

1,6

-3,5

-5,0

   Frijoles

1,6

-3,5

-5,0

Tabaco

-9,7

-14,2

-5,0

Cítricos

-66,8

-68,5

-5,0

 De ello: Naranja dulce

-66,7

-68,4

-5,0

                 Toronja

-79,8

-80,8

-5,0

                 Limón

-2,6

-7,5

-5,0

Otras frutas

-2,6

-7,5

-5,0

 De ello: Mango

-13,0

-17,4

-5,0

                Guayaba

-24,6

-28,4

-5,0

                Fruta bomba

11,5

5,9

-5,0

Cacao

-24,8

-28,5

-5,0

En este caso, los descensos de producción han tenido lugar en 19 de los productos clasificados, con caídas de un -80,8% en toronja o -68,4% en naranja. Los cítricos en conjunto han caído un -68,5%. También el plátano fruta desciende un -28,4% y la papa -20,4%. Por el contrario, aumentan boniato y pimiento un 25,8% y el tomate un 15,1%.  Se registran aumentos de la superficie cosechada en varios productos, pero ello no tiene incidencia en los rendimientos que registran descensos generalizados.

La perspectiva de largo plazo del sector estatal se presenta en el Cuadro 4.

Cuadro 4.- Evolución a corto plazo del sector agropecuario cubano (sector estatal)

 

Tendencias de largo plazo (%)

 

Superficie

Producción

Rendimiento

Sector estatal

cosechada

agrícola

agrícola

Viandas

-23,4

-30,6

-9,4

 Tubérculos y raíces

-26,2

-30,7

-6,1

  De ello: Papa

-17,5

-29,6

-14,7

                  Boniato

-29,3

-35,8

-9,2

                  Malanga

-24,6

-22,6

2,6

 Plátano

-18,1

-30,6

-15,3

   Fruta

-47,3

-58,5

-21,3

   Vianda

-9,0

-15,0

-6,6

Hortalizas

13,3

-9,9

-20,4

 De ello: Tomate

-46,5

-49,5

-5,7

                Cebolla

-74,9

-76,8

-7,6

                Pimiento

-18,2

-27,0

-10,7

Cereales

31,7

-7,0

-25,9

   Arroz cáscara húmedo

-22,1

-33,1

-14,1

   Maíz

133,1

92,0

-17,6

Leguminosas

-62,4

-67,6

-13,7

   Frijoles

-62,4

-67,6

-13,7

Tabaco

-65,5

-32,2

96,6

Cítricos

-94,7

-95,2

-8,9

 De ello: Naranja dulce

-95,8

-96,2

-10,0

                 Toronja

-96,4

-96,9

-14,1

                 Limón

-96,9

-96,5

13,6

Otras frutas

-33,9

-10,7

35,2

 De ello: Mango

-41,8

16,3

99,8

                Guayaba

-41,0

-18,5

38,3

                Fruta bomba

-47,3

-41,0

12,0

Cacao

42,5

139,4

67,9

Los datos de largo plazo de superficie, producción y rendimientos indican que el estado entre 2017 y 2021 ha dejado de ser significativo para atender las necesidades de alimentación de los cubanos. Los descensos de producción son generalizados, excepto el cacao, con caídas cercanas al 100% en cítricos, cebolla (-76,8%), leguminosas y frijoles (-67,6%), tomate (-49,5%) o boniato (-35,8%). Destaca el aumento del maíz, 92% más a costa del aumento del 133% en la superficie cosechada lo que supone caída en los rendimientos. Otro tanto ocurre con los mangos, cuya producción aumenta un 16,3%. En general, las superficies cosechadas a largo plazo decaen en la mayoría de los productos.

¿Y cuál ha sido el desempeño del sector no estatal?

El Cuadro 5 presenta los datos de corto plazo.

Cuadro 5.- Evolución a corto plazo del sector agropecuario cubano (sector no estatal)

 

Tendencias de corto plazo (%)

 

Superficie

Producción

Rendimiento

Sector no estatal

cosechada

agrícola

agrícola

Viandas

3,6

-1,2

0,0

 Tubérculos y raíces

2,8

-2,3

-4,7

  De ello: Papa

-7,9

-12,5

-5,0

                  Boniato

8,7

3,3

-5,0

                  Malanga

-16,1

-20,3

-5,0

 Plátano

5,1

0,5

-5,0

   Fruta

-0,9

-5,9

-4,4

   Vianda

8,8

3,3

-5,0

Hortalizas

8,5

3,1

-5,0

 De ello: Tomate

14,3

8,6

-5,0

                Cebolla

0,0

-5,0

-5,0

                Pimiento

7,9

2,5

-5,0

Cereales

-7,4

-12,0

-5,0

   Arroz cáscara húmedo

-10,2

-14,7

-5,0

   Maíz

-4,9

-9,6

-5,0

Leguminosas

-8,6

-13,2

-5,0

   Frijoles

-8,6

-13,2

-5,0

Tabaco

-10,5

-15,0

-5,0

Cítricos

3,0

-2,1

-5,0

 De ello: Naranja dulce

5,1

-0,2

-5,0

                 Toronja

-0,2

-5,2

-5,0

                 Limón

9,7

4,2

-5,0

Otras frutas

-6,4

-11,1

-5,0

 De ello: Mango

1,0

-4,0

-5,0

                Guayaba

6,6

1,3

-5,0

                Fruta bomba

-48,9

-51,5

-5,0

Cacao

-0,9

-5,9

-5,0

Lo primero que llama la atención es que, en el sector no estatal, del total de 27 productos y grupos de productos, se registran descensos en la oferta en 19 de ellos, lo que supone un mejor resultado comparativo con respecto al sector estatal. En concreto, se observan aumentos en boniato (3,3%), plátano vianda (3,3%), tomate (8,6%), pimiento (2,5%) o limón (4,2%), en todo caso, productos de gran demanda alimentaria para los que el sector no estatal estado atento cubriendo la ineficiencia del sector estatal. Y ello se ha conseguido sin aumentos significativos de las superficies cosechadas, salvo en el caso del tomate con un 14,3% más.

A largo plazo, el sector no estatal ha registrado los resultados que se muestran en el Cuadro 6.

Cuadro 6.- Evolución a largo plazo del sector agropecuario cubano (sector no estatal)

 

Tendencias de largo plazo (%)

 

Superficie

Producción

Rendimiento

Sector no estatal

cosechada

agrícola

agrícola

Viandas

-5,8

-25,2

0,2

 Tubérculos y raíces

-16,8

-31,7

-20,6

  De ello: Papa

-32,9

-36,2

-17,9

                  Boniato

-21,3

-38,9

-4,9

                  Malanga

-49,6

-54,4

-22,3

 Plátano

23,8

-13,0

-9,4

   Fruta

57,3

-10,7

-29,7

   Vianda

11,0

-13,9

-43,2

Hortalizas

-18,5

-34,1

-22,4

 De ello: Tomate

-40,4

-45,3

-19,2

                Cebolla

-18,0

-47,5

-8,2

                Pimiento

-2,2

-39,3

-36,0

Cereales

-36,4

-45,1

-37,9

   Arroz cáscara húmedo

-44,5

-46,8

-13,6

   Maíz

-30,5

-43,5

-4,1

Leguminosas

-40,7

-54,8

-18,7

   Frijoles

-40,7

-54,8

-23,9

Tabaco

-27,4

-28,7

-23,9

Cítricos

19,2

-25,5

-1,8

 De ello: Naranja dulce

-7,3

-46,0

-37,5

                 Toronja

-0,5

-43,3

-41,7

                 Limón

38,8

-21,6

-43,0

Otras frutas

52,8

-17,4

-43,5

 De ello: Mango

8,0

-18,6

-45,9

                Guayaba

96,1

-1,1

-24,6

                Fruta bomba

-33,7

-57,9

-49,6

Cacao

2,4

526,8

-36,5

A diferencia del Cuadro 5, en que se observaba un mejor desempeño del sector no estatal entre 2020 y 2021, el Cuadro 6 indica que, en perspectiva de más largo plazo, las reformas introducidas por el régimen comunista en el sector agrario, dando participación a la iniciativa privada con la fórmula del arrendamiento de tierras, no ha conseguido aumentar la oferta de productos agrícolas. Todos los productos decaen en oferta y rendimientos, excepto el cacao, y los aumentos de superficie cosechada en algunos casos no han servido para mejorar la producción.

Por qué de esta situación y, sobre todo, cómo se ha podido llegar a la misma, es una cuestión que exige la adopción de medidas estructurales que cambien en profundidad la organización técnica y productiva del campo cubano, que no sirve ni a corto ni a largo plazo. El creciente malestar que experimentan los cubanos con la alimentación tiene en estos datos un punto de referencia principal que no es otro que la parálisis productiva de la que el régimen comunista no quiere o no sabe salir. Las majaderías y provocaciones con la ley de “soberanía alimentaria” no hacen más que aumentar la insatisfacción de las personas que no tienen para comer y que, además, observan que los precios no dejan de subir por la escasez de oferta.

Las fórmulas de inspiración comunista (precios topados, centralizados, canasta normada, arrendamientos, etc.) han fracasado, cuando se llevan a extremo, y no pueden avanzar más. Las 63 medidas adoptadas el pasado año confirmaron que el problema de la agricultura cubana no solo reside en la distribución comercial, que exige adoptar decisiones drásticas igualmente, sino en la esfera técnica de la producción, donde las relaciones sociales existentes son absolutamente inadecuadas para dinamizar el sector y aumentar la oferta.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El mercado cambiario oficial: el fracaso ya viene llegando

Murillo y la Tarea Ordenamiento: la culpa es de otros

El castrismo ante la encrucijada del modelo de turismo